Historia de la Universidad de El Salvador

 

El universitarioLa creación de una Universidad fue una gran aspiración de los habitantes del territorio conocido como El Salvador desde los años de la República Federal de Centroamérica. A principios de la década de 1830 se discutió seriamente el tema pero la inestabilidad política no permitió culminar con éxito la iniciativa tan importante. La creación de la Universidad espero otra década al fundarse por decreto de la Asamblea Legislativa el 16 de febrero 1841. Con este decreto el naciente Estado de El Salvador buscaba la independencia educativa en relación a Guatemala que ya contaba con la prestigiosa Universidad de San Carlos.

Desde su fundación hasta 1967, la Universidad de El Salvador fue la única Universidad existente en el país. Este hecho hace que su historia esté estrechamente ligada a la historia social, cultural económica y política del país ya que en su seno se educaron generaciones de personas que dirigieron los destinos de este país.

La Universidad de El Salvador nació en el contexto de la ilustración centroamericana y sus programas de estudio perseguían la formación de profesionales capaces de hacer caminar al país por el rumbo de progreso basados en la ciencia y el conocimiento útil.

En un país donde los profesionales eran muy escasos la Universidad adopto el énfasis profesionista característico del modelo de Universidad napoleónica.

En 1944 la Universidad comenzó a romper con el énfasis profesionista y mediante una revolución educativa priorizo el desarrollo académico de su planta docente, desarrollo sus bibliotecas, democratizo el ingreso a la Universidad, invito a los distinguidos profesores visitantes y desarrollo un amplio programa de investigaciones científicas. En su conjunto este programa muy exitoso dio mucho prestigio a la Universidad e hizo una época llamada “La época de Oro de la UES” que culmino lamentablemente con la intervención militar ordenada por el gobierno en 1972.

En el ciclo de decadencia, la UES tuvo que soportar intervenciones militares que llevaron como perdida, por exilio o muerte de importantes líderes académicos y científicos, la destrucción de sus bibliotecas y laboratorios y la drástica reducción del presupuesto anual. La naturaleza también hizo su parte negativa con la destrucción de muchos edificios.

Con grades esfuerzos limitaciones la Universidad supero el ciclo de decadencia y en el ambiente favorable creado por la firma de los Acuerdos de Paz de 1992 ha comenzado un amplio programa de reconstrucción física, académica y científica que a corto plazo llevara a generar una segunda “Época de Oro”.

El proyecto actual de la Universidad es superar su memoria histórica, sacar lecciones positivas sobre sus épocas de florecimiento y decadencia para fortalecer internamente y hacerla capaz de cumplir con los objetivos de sus fundadores y de la expectativas que tienen las actuales generaciones de salvadoreños de su Universidad pública. La Universidad de El Salvador por su historia es una institución venerable y tiene un lugar especial en el corazón de los salvadoreños.